letramusical. "Otro paralelo Literatura – Música"

Espacio de estudio e investigación: El Quijote y La Música Barroca – (M Victoria L. Almansa Pimentel)

Mes: diciembre, 2016

Don Quijote canta un Villancico

“Pastorcico, tú que vienes
Pastorcico, tú que vas?” (II, LXXIII, 1004)

Villancico que refiere Cervantes pertenecientes, según algunos autores (Pellicer y Clemencín), a los versos de un villancico del cancionero de Francisco de Ocaña:
Pastorcico, tu que vienes
donde mi señora está,
dí, que nuevas hay allá?

image Miguel Querol Galvadas señala también la semejanza con el comienzo de un  villancico del Cancionero de Palacio (nº 240 de la edición de Barbieri y 369 de la H. de Anglés , a 3 v.) que dice: “Romerico, tu que vienes […] “

Tambíen se menciona en la Mogigata de Moratín el estribillo del villancico que recuerda al de Cervantes
Pastorcillo,
Pastorcillo, come y calla
Come y calla.

Pastorcico, tú que vienes, pastorcico, tú que vas?, parece que no es el comienzo de una canción conservada, “¿podría ser una versión tergiversada de la canción con música de Juan de la Encina, que está  con variantes en los cancioneros polifonicos del siglo XVI y que sigue apareciendo en obras teatrales del XVII”?: “Romerico, tu que vienes, / de do mi señora está, / las nuevas de’lla me da”, Margit Frenk.

Pastorcico, tú que vienes, pastorcico, tú que vas?. Son palabras de la sobrina para reprender a su tío Don Quijote cuando confiesa que quiere hacerse pastor:

Qué es esto, señor tío? Ahora que pensábamos nosotras que vuestra merced volvía a quedarse en su casa y pasar en ella una vida quieta y honrada, ¿se quiere meter en nuevos laberintos, haciéndose “pastorillo, tú que vienes, pastorcillo, tú que vas?” ¿No le parece que a la vejez viruelas? (II, LXXIII, 1004).

Cuento de los agüeros que tuvo Don Quijote al entrar en su aldea, tras su tercera y última salida.

image

El Hidalgo Cavallero deprestegiado en Barcelona y derrotado por el Caballero de la Blanca Luna, en las playas de la Ciudad Condal, vuelve a su aldea humillado, miserable y vencido, tiene ante sí un futuro desolador.

image.jpg

Don Quijote y Sancho humillados y derrotados en Barcelona vuelven a su aldea

Es Entonces cuando Don Quijote se determina a dejar  por un año la caballería, hacerse pastor, vivir en la soledad de los campos y entretenerse en sus pensamientos amorosos, y así se lo hace saber al bachiller y al cura:

Don Quijote, sin más dilaciones, se apartó a solas en aquel mismo punto con el bachiller y el cura, y en breves palabras les contó su derrota y la obligación en que había quedado de no salir de su aldea en un año (…), como caballero andante (…), tenía pensado hacerse pastor y entretenerse en la soledad de los campos, donde podía dar rienda suelta a sus pensamientos amorosos”. (II, LXXIII, 1003)

Don Quijote desde su nuevo lugar de la ilusión perdida solicita con fino humor ser acompañado: “les suplicaba (…) fuesen sus compañeros (…) pastores, (…), que él compraría ovejas y ganado suficiente como para poder darse el nombre de pastores (…), porque les tenía puestos los nombres (…) él se llamaría el pastor Quijotiz; el bachiller el pastor Carrascón; y el cura, el pastor Curiambo; y Sancho Panza, el pastor Pancino” (II, LXXIII, 1003)

Ante un Don Quijote derrotado y derrumbado vemos como emerge su ironía, la de sus personajes y la risa de todos “he aquí, pues, la tonalidad de la risa cervantina, las notas de ironía, donde lo cómico se cristaliza en forma de tangible risa“, en palabras de Alan S. Trueblood.

Es mas -dijo Sanson Carrasco- como todo el mundo sabe ya que soy celebérrimo poeta, compodré a cada momento versos pastoriles o cortesanos o como mejor me venga a cuento, para que nos entretengamos por esos andurriales donde andemos; y lo que ahora hace falta, señores míos, es que cada uno escoja el nombre de pastora que piensa celebrar con sus versos (…) “. (II, LXXIII, 1003)

¿Cómo el Cavallero de la Triste figura, ahora más que nunca, destruido por su última derrota, humillado y desencantado hace uso de su fina ironía con la historia de hacerse pastor, junto con el bachiller, el cura y Sancho, y ponerse los hilarantes nombres con que se bautizan los nuevos pastores?

 

 

Enlace Google+

https://plus.google.com/106716379028059256387

 

Bibliografía consultada para esta entrada:

.Aladro, J, La Muerte de Alonso Quijano, la ultima imitación de Don Quijote (Universidad de California).

.Frenk, M, (2015), Don Quijote “muere cuerdo”? y otras cuestiones cervantinas.

.Querol Galvada, M, (2006), La música en la Obra de Cervantes.
. Trapiello, A., (2015) Don Quijote de La Mancha de Miguel de Cervantes.

.Trueblood, A.S, (1984), La risa en el Quijote y la risa de don Quijote.  (Bulletin of Cervantes of Society of America).

The Comical History of Don Quixote subvierte la vida libre de Marcela en el Quijote

image

Libreto de Thomas D’Urfey

¿Por qué la pastora Marcela enloquece de amor por Ambrosio en The Comical History of Don Quixote, la primera obra teatralizada sobre el Quijote?. ¿Por qué Thomas D’Urfey, el autor, subvierte la construcción cervantina de vida libre en soledad escogida por este personaje femenino, poco habitual en la literatura barroca?.

El libretista inglés trastoca el sentido cervantino de la singular Marcela, reescribe el texto para que la pastora, que en el Quijote renuncia al amor, caiga presa de la pasión por Ambrosio, quién la humilla, desprecia y rechaza sufriendo además la condena de su arrepentimiento  “Desde ahora nunca sacrifiquéis vuestro amor por orgullo: / Tomad, mientras podáis, al hombre amable y digno, / No vayáis, de rechazarlo, como yo a arrepentiros”(III, ii, p. 144).

D’Urfey demoniza así a la pastora para legítimar el orden social estableciddo a la mujer contemporánea de la época, que no es otro que ocupar el lugar que le tiene asignado la sociedad hegemónica del hombre del siglo XVII: esposa y madre, evitando así alterar el orden social establecido.

El barroco, sea cual fuere el estamento al que se perteneciera, estaba marcado por el dominio y el dictado del hombre, que asignaba a la mujer su lugar de esposa en el hogar y su función de procrear, quedando bajo el férreo mando del varón el único con acceso a la sociedad y a la cultura. La sociedad andrógina pautaba el convento, la alternativa para una mujer de buena posición social en la España del XVII.

Se puede entender el contexto social que rodeó la obra de teatro de D’Urfey, pero surgen interrogantes ¿Cómo en la Inglaterra de Shakespeare se desdeñó el Quijote?, ¿cómo fue acogida la novela y toda la obra cervantina en el país anglosajón?. Algunos autores manifiestan que la recepción del Quijote en Inglaterra no se tomó en serio, que se vendió junto a las novelas de romances, y que hubo de transcurrir varios siglos hasta ocupar el interés de los lectores y merecer ser leída.

D’Urfey escribe su sátira de Marcela, sin tocar los pasajes que le interesan del Quijote, la lleva a la escena inglesa en la que proliferó este género y “elimina el potencial subversivo del texto cervantino“, en palabras de Serrano Sánchez, castigando a la pastora por negarse a ser objeto del deseo del hombre, y la hace caer presa del amor de la humillación y el rechazo del vengativo Ambrosio por la muerte de su amigo Grisóstomo, deseándole hacer sentir a la pastora: “la fuerza de las calientes llamas que consumieron la vida del noble Grisóstomo”(II, ii, p. 36).

Me pregunto ¿arrebatar el sentido de la inmortal novela de Cervantes para convertirlo en una sátira, no fue un exceso inadmisible de Thomas D’Urfey?. Se abre el debate.

 

 

 

Enlace Google+

https://plus.google.com/106716379028059256387

 

Bibliografía consultada para esta entrada:

.Brown, C y Picón, D, (2004) La problemática barroca en el Quijote de 1605: Figura y representación de la mujer. Revista de la Facultad de Filosofía y Humanidades- Universidad de Chile.

.Conor. J, (2014) La influencia de Don Quijote en la música clásica europea 1605-1935. Proyecto de Honors Estudios Hispánicos Oberlin College.
. Serrano Sánchez, R, La recepción de Marcela en The Comical History of Don Quixote
. Trapiello, A., (2015) Don Quijote de La Mancha de Cervantes.

A %d blogueros les gusta esto: